miércoles, 18 de octubre de 2017

Olores de mayo


La vida trae olores de mayo,
y ahí estás tú, 
y aquí estoy yo, 
mirando por la ventana.

Hace sol, y tus colores están en el aire,
llueve, y tu sonrisa limpia la acera,
está nublado, y tus ojos me iluminan.

Te veo,
ahí estás tú,
y aquí estoy yo, 
esperando en la escalera.

Hoy hemos ido al parque y me has besado,
hoy ya no recuerdo a qué sabe tu cielo,
hoy me has abrazado quitándome el invierno,
hoy la primavera se ha convertido en un recuerdo.

¿Me ves?
¿dónde estás tú?
aquí sigo yo,
sentado en nuestro banco.

Veo trenes dormidos cargados de sueños,
veo tu nombre en la arena cubierto por la marea,
veo ciudades que añoran nuestros pies,
veo unos dedos necesitados de otros dedos.

No te veo,
tú no me busques,
yo ya me he ido.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Nuestro último abrazo

Nuestro último abrazo fue de la siguiente forma:

Yo llevaba niebla en la cabeza,
y frío en los "te quiero",
dispuesto un día más
a asumir la derrota que me esperaba
temiendo que mi corazón,
acabase bailando sobre unos brazos que no me pertenecían,
otra vez...

Ella apareció en mis pupilas,
como el primer rayo de sol tras un largo invierno,
como esa gota de agua que crece en el desierto.

La vi,
y volví a entender el sabor de mi herida,
recordé por qué mi alma sigue anclada a su recuerdo,
y mi corazón viajando en su maleta.

Nos abrazamos sin querer tocarnos,
pero esperando que no acabase nunca,
apreciando cada milímetro que unían nuestros cuerpos,
odiando cada promesa rota que nos había separado.

Le lancé un "te veo bien" que no capturó a su presa,
ella seguía intentando no verme para no recordar.
Pero en nuestra historia el corazón estaba entrenado a sentir,
viesen o no viesen nuestros ojos.

La vi frágil, pequeña y asustada,
pero con la misma belleza especial de siempre,
como el sol después de una noche de tormenta,
como el primer brote después de un incendio.

Me moría de ganas de abrazar sus dudas,
aplastar sus silencios,
disuadir a sus fantasmas,
y besarle cada centímetro del alma.
Quería reinventar el pasado,
colorear el presente
y regalarle mi futuro.

Me sentía tan atado a esa figura,
al diamante de su inocencia,
a la dulzura de sus manos,
a las ventanas de sus ojos,
a cada herida o cicatriz,
que hacía de ella
el ángel caído más bello del mundo.

Porque su grandeza era la de alguien que resurge,
que brilla aun lleno de barro,
que vuela con heridas en las alas,
y te lo digo por experiencia,
ese tipo de belleza nunca se olvida.

Entonces pasó lo que mas temía,
después de poner mis cartas en la mesa,
ella me dijo que no jugaba,
que lo suyo no eran las apuestas.

Nos levantamos 
la abracé por última vez,
y mientras ella me decía "no me dejes" con la mirada,
su cuerpo me enseñaba el pliegue de su espalda,
pasando por el marco de la puerta,
yéndose de la cafetería,
pero quedándose en mi memoria 
dejándome herido de muerte,
bailando una canción que no se hizo para mis zapatos.





domingo, 20 de agosto de 2017

Recuerdos sobre ella

Los silencios con ella se llenaban de sentido,
manteníamos conversaciones solo con la mirada,
abrazarle a ella era el mayor de mis vicios,
y el mejor de mis sueños envejecer en su cama.

Convertíamos nuestras debilidades en fortalezas,
y formábamos un hogar solo con juntar las manos,
buscábamos codo a codo todas las respuestas,
de un mundo diseñado para vivirlo a su lado.

Las tormentas eran oportunidades para conocernos,
y en la calma construíamos juntos un castillo,
volábamos sin prisa pero siempre en movimiento,
vaciándome de mí para llenarme de su brillo.

Las estrellas siempre estaban al alcance de nuestra mano,
teníamos el poder de enamorarnos diariamente,
cada mirada suya era como un regalo,
para un pobre loco que solo quería quererle.




domingo, 18 de junio de 2017

Cenicienta, princesa en potencia




Algo en ella me hacía llamarle hogar,
tenía la capacidad de darme alas con sus manos,
podíamos comunicarnos sin la necesidad de hablar,
podíamos cambiar el mundo con solo un abrazo.

Algo en ella me hacía quedarme y luchar,
tenía en los ojos contenida toda la vida,
pero como siempre el destino es el que sabe más,
y decidió de repente que esa luz no fuese mía.

He aprendido que hay cosas que no se pueden cambiar,
he aprendido que el amar demasiado también duele,
he aprendido que cuanto menos piense mejor me irá,
he aprendido que no siempre te lo demuestra el que te quiere.

Pero tranquila, sé que todo te irá bien,
que recompondrás pieza a pieza tu  armadura,
y que aunque existan cosas que siempre van a doler,
también es el dolor el que te lleva a nuevas aventuras.

Pero tranquila, sé que harás una vida nueva,
con otros brazos que te abracen todo lo que te debo,
lo único que yo te pido es que nunca pierdas
esa magia que tienes y que cambiará el mundo entero.




martes, 6 de junio de 2017

El viejo Peter Pan


Nunca quise que me regalases una luna,
tampoco te pedí que apartaras este invierno,
solo quería que cuando estemos a oscuras,
poder sentir que para mí siempre tienes un hueco.

Nunca quise que dejases tu mundo de dudas,
ni que volásemos sobre un mar en calma,
quería codo a codo contigo empezar una lucha,
aún sabiendo que quizá nunca acaba.

Nunca quise que me dieses tu corazón entero,
me servía con que me entregases los pedazos,
y luego yo con el cariño de un alfarero,
recomponerlo entero palmo a palmo.

Pero este peter pan ya se ha hecho viejo ante tus ojos,
así que campanilla nunca volvió a buscarme,
y aquí me quedo con el corazón en tu mano y sólo, 
sin entender por qué de mi cariño te olvidaste⁠⁠⁠⁠.

martes, 2 de mayo de 2017

¿Qué hace una chica como tú en un tiempo como este?



Éramos dos pájaros que cruzamos el vuelo,
pero que nos dirigíamos a distinto lugar,
y aunque nuestras miradas atravesaron el tiempo,
los dos sabíamos que esto no iba a funcionar.

Éramos dos piezas perfectas en un mal momento,
como si fueras una obra que aún no tenía que ver,
éramos el "quién" pero sin acertar en el tiempo,
como una promesa que no se llegó a prometer.

Éramos el "cómo" de todas nuestras dudas,
pero de unas dudas que aún se tenían que crear,
y al igual que el día a la noche le asusta,
nuestras balas perdidas cayeron en el mar.

Pero aún me dicen que a veces me nombras,
como si lucharas contra tu propia decisión,
que de repente aparezco como un viento que sopla,
y te recuerda lo que hubiéramos sido los dos.

viernes, 31 de marzo de 2017

Feliz no aniversario


Hoy haría 3 primaveras del comienzo de nuestra historia,
pero el mar decidió secarse antes de tiempo,
hoy una ola se ha clavado en mi memoria,
hoy tu nombre me lo ha traído el viento.

Hoy cumpliríamos 3 lunas brindando juntos,
pero nos faltaron sueños y nos sobraron dudas,
y aunque hoy me encierre en casa lleno de escudos,
volveré a recordar que el amor resiste más de lo que dura.

Es raro como cambia el sentido del viento de esta fecha,
como habiendo sido uno somos dos desconocidos,
hoy sin remedio tendré tus pájaros en mi cabeza,
pero mañana otra vez sin ti en la estación del olvido.

Hoy pondré en mi cara una sonrisa con tu nombre,
hoy honraré a quien llego a ser para mi la vida,
hoy sacare el recuerdo que por miedo se esconde,
hoy como excepción querré a la que fue mi niña.